DE SER BIEN NACIDOS ES SER AGRADECIDOS Publicado junio 30, 2013 por Colectivo CAJE

0

El equipo CAJE se rinde ante las personas que de forma particular han colaborado y han hecho posible con su gesto que algunos niños puedan ir becados.

Por otro lado, la gentileza de personas que han aportado de forma individual:  material de aseo, la merienda del viaje, protección solar y lo necesario para una equipación básica de niños y niñas:gorras, camisetas, mochilas, cantimploras.

Así: Isabel, Lara, Begoña, Yoli, Ana, Tita Chus, Pilar, Consuelo, Ricardo, Carmen Calero Martín (farmacia), Andrés Medina, Hoac Alcalá, Concha, Eli , Fernando … con sus acciones han conseguido una gran proeza.

A los padres por confiarnos a sus hijos en esta aventura. Sin ellos , el campamento no existiría. Aquellos padres que también han estado pendientes del funcionamiento del campa y de la evolución de sus hijos en él.


A Ricardo, gerente de la Granja de Santa Catalina y a todo su equipo, por hacernos la estancia tan agradable en sus instalaciones.


A la familia del Bar Azul, por su generosidad.

También a empresas como Imaweb, Atos, Zapaterías Escot. También el Partido Popular de Alcalá de Henares con su aportación de material para higiene dental.

El Excmo. Ayto. de Alcalá de Henares, a través de su alcalde Javier Bello con su apoyo y colaboración de sus  concejalías:  de Medio Ambiente con el préstamo de libros de naturaleza y camisetas para el equipo. Ciudad deportiva municipal aportando material básico de botiquín y el FRAC (centro de recursos,formación y actividades de la Casa de la Juventud) por su préstamo de juegos tradicionales.

Nunca podremos olvidar a los medios de comunicación locales.

Diario de Alcalá y Onda  Henares, Onda Cero, Portal de Alcalá, Cadena Ser a través de sus medios y de las redes sociales han difundido la propia actividad socio educativa, las necesidades que algunas familias tenían y han dado voz al propio desarrollo del campamento.

Fuimos con todos los chicos a los que pudimos ofrecérselo, apostamos por ello, a pesar del momento  difícil que todos pasamos y sin haber cubierto todas las necesidades de la puesta en marcha de un campamento de montaña, ofreciendo un entorno saludable, con buenas instalaciones, actividades de calidad y un equipo de 11 voluntarios volcados con los niños.

Volvemos con deudas, pero nunca cambiaríamos este campamento y los resultados y emociones que nos traemos tanto niños como educadores.

Gracias